Atención: este sitio web requiere cookies para funcionar correctamente, no almacenan ninguna información específica acerca de usted personalmente.

Aceptar cookies     o     Dejar Página

Chuletón 1,2 Kg

37,95 €

Este producto ya no está disponible

Sin ninguna duda es el corte por excelencia que utilizan los maestros asadores vascos y navarros en sus templos gastronómicos y proviene de reses de mayor conformación y engrasamiento, son chuletones que van cortados a más de 7 cm de espesor y su localización en la res está entre la quinta y la décima costilla a lo largo de la espina dorsal. Ideal para hacer en parrillas o barbacoas.

Nuestras reses han llevado una vida de bienestar animal garantizando su estado de salud física y mental en armonía con el medio rural, alimentándolas adecuadamente en función de la etapa de producción y administrándoles la farmacología requerida en cada momento para garantizar la seguridad alimentaria en todo su proceso.

Realizamos una exhaustiva selección en ganaderías de toda Europa ya que únicamente adquirimos reses que contengan carnes con buena grasa infiltrada para garantizar la terneza, la jugosidad y el sabor.

Este producto se presenta envasado al vacío y debe estar conservado de 2-4 grados centígrados siendo su caducidad en fresco de 10 a 12 días. Siempre se podrá prolongar su conservación congelándolo, ya que no se verá alterado ni su sabor ni su textura.

Cómo preparar un chuletón de buey a la brasa:

Primero: Sacamos el chuletón del envase al vacío y lo tenemos a temperatura ambiente mínimo tres horas y le hacemos un corte con el cuchillo en la grasa superficial para que no encoja la carne durante el asado.

Segundo: Tenemos nuestra parrilla a punto de brasa y colocamos nuestro chuletón para que se vaya dorando una de las caras, para conseguirlo debemos girar el chuletón sobre su eje tres veces, mientras tanto en la cara de arriba echamos un montón de sal gorda marina, este proceso tarda unos 8 minutos, el secreto es conseguir un buen dorado sin que llegue a quemar.

Tercero: Cuando tengamos la cara de abajo bien dorada, ponemos nuestro chuletón 10 minutos en el nivel superior que tenemos en la parrilla donde el calor sea mucho más suave, si no tenemos ese nivel superior en la parrilla podemos dejarlo en un plato sobre la encimera 10 minutos.

Cuarto: Volvemos a colocar el chuletón sobre la brasa fuerte para dorar la segunda cara, echamos sal gorda por la cara tostada de arriba y la giramos sobre su eje tres veces, ésta cara también debe dorarse bien.

Quinto paso: Sacudimos bien la sal gorda residual de las dos caras, dejamos reposar 3 minutos, colocamos nuestro chuletón sobre una tabla para trincharlo y lo espolvoreamos con sal de escama al gusto.

Descuentos por volumen

CantidadDescuentoUsted ahorra
4 12% Hasta 17,84 €

También te recomendamos

Pague contrareembolso, mediante transferencia, con tarjeta de crédito o Paypal
Ver condiciones de la tienda